Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» prueba de rol de aegon
Jue Jun 18, 2015 9:44 pm por Himemoonpie

» PRUEBA PRUEBA
Jue Ene 29, 2015 7:10 pm por Himemoonpie

» Prueba prueba
Mar Ene 27, 2015 1:07 pm por Himemoonpie

» FIRMERIA HIMEMOONPIE
Jue Ene 15, 2015 12:54 am por Himemoonpie

» ficha de pj
Mar Ene 13, 2015 2:32 pm por Himemoonpie

Directorios (0/7)
Élite (00/40)
Hermanos (0/8)

ficha de pj

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

ficha de pj

Mensaje por Himemoonpie el Mar Ene 13, 2015 2:32 pm

Aegon Targaryen


•Nombre Completo: Aegon Targaryen

•Edad: 23 años

•Casa o Vasallaje: Casa Targaryen

•Zona de Procedencia: Rocadragón

•Rango Social: Nobleza / Lord (?)

•Ocupación: Señor de Rocadragón

Orientación Sexual: Heterosexual / Demisexual

•PB:Charlie Hunnam


Psicología

Enigmático. Esa sería la palabra más precisa para describir a Aegon Targaryen. Introvertido, no es alguien que cuente con muchos amigos, pues prefiere el silencio y la tranquilidad para poner sus pensamientos en orden. Pero, casi como una paradoja, el aura del joven Targaryen es una que incita  a que le sigan y a que hagan lo que él diga. Muchas veces ocurre sin que él se dé cuenta o que quiera hacerlo. Su forma de hablar y su presencia imparten respeto, y esto es algo que ha estado en su naturaleza desde que podía caminar y hablar. Desde muy niño se mostró como alguien firme, cuya palabra era ley. No obstante, todo esto se entremezclaba con su benevolencia natural, la misma que se presenta cada vez que lidia con todos aquellos que son leales y honorables a su palabra.

Aun cuando se muestra bastante receloso de hacer nuevas amistades o permitir nuevas personas en su pequeño círculo (donde sólo están sus hermanas-esposas Visenya y Rhaenys, y su hermano bastardo Orys), Aegon cuenta con un carisma nato que lo convierte en un líder peligroso para el enemigo, pues con sólo unas palabras puede ser capaz de mover hombres para que trabajan para él. Claro, éste último rasgo no lo ha explotado al máximo pues no se ha involucrado en ningún tipo de circunstancias (aparte de Tyrosh) en donde su palabra deba mover ejércitos, pues sus vasallos en Rocadragón son extremadamente leales a su casa.

Valora el honor, la lealtad y el sacrificio que haga un líder por su pueblo, pues esas son tres peculiaridades que aprendió desde muy pequeño. Para él, un líder no es aquel que se sienta simplemente en un trono y no hace nada por su pueblo. No, para él un líder va mucho más allá; es ese capaz de comprender las circunstancias, aquel capaz de tomar decisiones en el calor de una batalla… aquel capaz de sacrificar su vida para salvar a los que ha jurado proteger. Es entonces, un hombre que valora mucho la presencia de hombres que cumplen con ese grado de honor y lealtad. Todos aquellos que no sean capaces de ser leales, para él no valen nada; no merecen ningún tipo de benevolencia.

Aegon es un hombre, que si bien puede ser extremadamente peligroso para aquellos que osen levantarse contra de su palabra y voluntad, puede llegar a ser bondadoso con aquellos que le juren lealtad. Es alguien testarudo, y en ocasiones un poco arrogante, pues tiene la idea de que él nació para algo más. Algo que él aún no ha descubierto pero que planea hacerlo, pues siente una gran inquietud en su corazón por ello. Es inteligente y un buen estratega, además de tener una gran confianza sobre sí mismo, por eso sabe que él vino al mundo para algo más que estar sentado en Rocadragón atendiendo a sus vasallos. No, él tiene un futuro prometedor, y no descansará hasta encontrarlo.

Con la gente que ama, Aegon es una persona afable, sensible e incluso tolerante, pues es capaz de tener paciencia para lidiar enfados. Esto último es básicamente con sus hermanas-esposas, pues con su mejor amigo y bastardo hermano, Orys Baratheon, no tiene esos problemas. Su relación con Visenya y Rhaenys es una muy cercana, donde el respeto y la confianza son la base. Aegon considera a las dos mujeres como sus iguales, pues confía ciegamente en sus juicios  y no tiene problemas con que ellas, en ocasiones, lleven las riendas de Rocadragón. Tiene dinámicas diferentes con sus hermanos, pues los tres –incluyendo al bastardo- son diferentes. Con Visenya, la mayor de sus esposas-hermanas, tiene una relación de hermandad  y de respeto mutuo, pues ella le h demostrado ser tan valerosa como cualquier otro hombre. Aegon confía ciegamente en ella todo los aspectos políticos, pues sabe cuan inteligente y capaz es ella. Con Rhaenys, su hermana-esposa menor, tiene una relación más dulce, pues a ella la considera como la más delicada y con la que más cuidado debe tener. No obstante, esto no significa que él la considere una débil o una pusilánime, sino que se inclina en protegerle más. A diferencia de Visenya –cuya relación carnal se basa más bien en el deber- Aegon desea a Rhaenys como cualquier hombre desea a una mujer a la que ama como pareja. Por lo tanto, su relación con ambas es completamente diferente. A Visenya la ama como su hermana y confabuladora más leal y potente, mientras que a Rhaenys le ama como a un caballero ama a una doncella.

Por otra parte, su relación con su hermano bastardo es una muy cercana. Considera a Orys su más leal y fiel hombre, además de ser su único mejor amigo. Orys es su campeón, pues Aegon no es fanático de competir en justas –las ve como una pérdida de tiempo-  y tiene mucha confianza sobre las habilidades del joven Baratheon. Desde muy pequeño, el Targaryen consideró a Orys como una presencia estable en su vida, y a pesar de los comentarios que algunos hicieron sobre la bastardía de Orys, eso nunca le quitó prestigio ante los ojos de Aegon.

Es muy raro que una persona sepa lo que él está pensando, pues la única que ha logrado acercarse un poco a lo que trama su cabeza ha sido Visenya, y es porque ambos comparten ciertos rasgos de confabuladores. De ahí en fuera, nadie sabe sobre que él piensa, qué planea o qué desea. Él es un misterio. Sus ojos violáceos son capaces de mostrarse como dos orbes inalterables mientras que su mente maquina estrategias y planes. Es un perfeccionista nato; odia que las cosas no salgan como él desea y detesta ver las cosas fuera de orden.

Pelear nunca ha sido de su gran interés. Sabe luchar, es un gran caballero pues fue criado y entrenado para ello; es excelente manejando la espada, un buen jinete (tanto de caballo como de dragón) y tiene buena puntería con el arco y la flecha. Sin embargo, esto no le llena como al resto de los caballeros. Él no encuentra ningún tipo de placer asesinando a otras personas, por ello prefiere la diplomacia y las palabras antes de la espada. Muy a su pesar, sabe que en ocasiones las palabras no son suficientes y que debe actuar con ”fuego y sangre” para cumplir con sus propósitos, y no tiene reparos en hacerlo. Aun así, detesta el derramamiento de sangre innecesario.

No es temperamental, piensa con la cabeza fría antes de actuar. Incluso en el calor de una batalla se obliga a razonar con prudencia para no cometer errores. Solamente sería capaz de actuar irracionalmente si uno de los suyos se encontrara en peligro, y esto es raro que ocurra, pues tiene plena confianza de sus habilidades y sabe que mientras esté vivo, nada malo le ocurrirá ni a Visenya, Rhaenys ni a Orys. Es orgulloso, en ocasiones demasiado. Y suele ser alguien optimista en cuanto al futuro, pues gusta de pensar en que todo terminará bien y que su familia será más importante de lo que es.

Aegon no es un conformista; no es capaz de resignarse con menos cuando puede conseguir más. Si tiene las facultades y las fuerzas, ¿por qué conformarse con menos? Es ambicioso y astuto, dos características, que compartidas con la valentía lo hicieron en el jinete perfecto para Balerion. Con su dragón comparte un vínculo bastante estrecho, pues ambo son capaces de entenderse a la perfección, además de actuar como uno. Aegon no considera al dragón una bestia cualquiera, por eso le da el trato que se merece; un trato que podría parecerse el de un general a su mejor hombre. Aun así, sabe que le falta un poco para ser tan ágil como Rhaenys o Visenya con sus dragones; pero ésta falta se debe a que él no abusa del dragón constantemente, sino que sólo lo monta cuando debe viajar por mar o tierra, o en casos como el de Tyrosh, donde descubrió cuan potente era Balerion en una batalla.




Historia

Aegon Targaryen llegó al mundo en medio del amanecer, cuando el gran astro comenzaba a ascender en el firmamento. Ojos grises y cabello plateado, eso fue lo primero que vio el maestre cuando lo extrajo del útero de su madre. El lloriqueo a todo pulmón del bebé les hizo reconocer a todos en aquella habitación de que el pequeño bebé era uno fuerte y saludable. ¡Había llegado el tan esperado varón a la familia! Los Señores Targaryen, quienes ya tenían una hija de dos días del nombre llamada Visenya, no cabían de la alegría y el alivio de haber concebido a un varón.

Lady Vaelena Velaryon y Lord Aerion Targaryen enfrascaron toda su atención en el varón, especialmente el Señor de Rocadragón, pues tenía puestas en él el legado de la familia Targaryen. Cuando Aegon contaba con dos días del nombre, su última hermana llegó al mundo, siendo ésta la última adición a la familia.

Desde muy pequeño, el joven Targaryen fue educado en las artes de la guerra, además de la política, la geografía, la diplomacia y la estrategia, siendo estas dos últimas sus predilectas. Aegon, a pesar de sentir una inclinación hacia las acciones más prudentes, con el tiempo se convirtió en un guerrero experto con las espadas. Fue entrenado arduamente por su padre y maestros de armas para que fuera un guerrero competente. Muchos de sus entrenamientos fueron junto a Orys, su hermano bastardo, y ésta cercanía logró que ambos se convirtieran en mejores amigos, aparte de inseparables.

Una de las anécdotas que le hizo cambiar su forma de ver a sus hermanas ocurrió cuando tenía siete años, y es que un caluroso día donde entrenaba con su maestro de armas y con su padre, su hermana mayor, Visenya, se plantó en el patio de armas y le retó. Aegon, al ver el brillo de los ojos violáceos de su hermana, supo de inmediato de que debía aceptar y dar lo mejor de sí. No sólo para no perder, sino para no lastimar el orgullo de su hermana mayor. Los dos pelearon, dando lo mejor de sí, y al final no hubo un ganador, pues la fuerza de los dos se asemejaba bastante. Desde ese día, el joven comenzó a considerar a Visenya como una igual. En ocasiones se sentía sorprendido por el gran deseo de Visenya por entrenar y ser fuerte; cualquiera pensaría que él se sentía celoso de esa voracidad de Visenya en la batalla, sin embargo, él no lo estaba. La guerra nunca fue algo que a él le llamara la atención.

Cuando cumplió los quince días del nombre, su padre le entregó a una espada bastarda de acero valyrio a la que llamó Fuegoscuro.  La espada rápidamente se convirtió en su predilecta, por ello no dejaba de cargar con ella envainada en su cintura. Unos cuatro años más tarde, cumpliendo la tradición de la familia para resguardar la pureza, tomó como esposa a su hermana mayor, Visenya. No obstante, a sabiendas de que podía practicar la poligamia, Aegon se casó con su hermana menor, Rhaenys. Sus padres al comienzo trataron de disuadirle, pero él no desistió. Por ello, al final, terminó casado con Visenya por el deber de la familia, y con Rhaenys por el deseo, pues la veía de una forma diferente a la que un hermano ve a una hermana.

No mucho tiempo después, sus padres fallecieron en medio de un naufragio en medio del mar abierto. La pérdida de los Señores Targaryen fue una perdida grande, en especial para él, pero pudo sobrellevarlo debido a la responsabilidad que tenía sobre sus hermanas y sobre Rocadragón.

Con veintitrés días del nombre, Aegon recibió la invitación de Volantis para ayudarle a la reconstrucción del Feudo Franco de Valyria, pero él se negó. Y, meses después, se decidió a responder a la petición de Tyrosh de ayuda. Viajó solo a Tyrosh junto a su dragón, dejando a sus hermanas en Rocadragón. Combatió con Balerion en la batalla, y fue considerado un “héroe” por su ayuda.


Datos de Interés

-Sólo monta a Balerion cuando va a viajar o para alguna batalla (la única en la que ha participado ha sido en la de Tyrosh y al ver el potencial de su dragón ha decidido utilizarlo en casos excepcionales como ese pues representa una gran fuerza que puede decidir entre la victoria y la derrota).
-Es ambidiestro. Desde muy pequeño ha podido manejar ambas manos, tanto para escribir como para luchar.
-Gusta de caminar por la playa de la isla de Rocadragón, pues el aroma a agua salada lo relaja.
-Ama a sus dos hermanas por igual, aunque muchas veces demuestre más atención hacia Rhaenys. Esto no lo hace con mala intención ni para herir a Visenya; lo hace porque cree que Rhaenys, al ser la menor y la más inocente de los tres, necesita más atención y cuidado que Visenya, quien puede valerse por sí misma.
-Considera a Orys Baratheon su mejor amigo. No le importa en lo más mínimo que sea un bastardo.
-Le gusta leer y también escribir. Usualmente escribe todo lo que le viene a la mente pues de ésta forma puede tomar decisiones más claras.
-No es una persona muy religiosa. Sólo venera a los dioses Belarion, Meraxes y Vhagar y esto es sólo porque son los nombres de los tres dragones de su familia.
-Tiene como meta extender el dominio de Rocadragón y de la Casa Targaryen, pero aún no ha pensado de qué forma hacerlo.


Lordragón






Código:
http://i.imgur.com/nHWfytI.png
Heroine
Mensajes : 150
Monedas : 231
Fecha de inscripción : 05/07/2013

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.